Cerrar

Buenas prácticas para una buena experiencia de usuario en comercio electrónico

Una buena experiencia de usuario (conocida como UX) es imprescindible para todos los consumidores para comprar, pero ¿cuáles son las mejores prácticas para conseguir que los compradores realicen el proceso de compra de manera efectiva?

1. Una experiencia móvil con diseño web responsive

Una página web tiene que adaptarse siempre a cualquier dispositivo, ya sea un ordenador, tablet o móvil. Esto es tener un diseño web responsive, es decir, que el diseño se adapte (de una manera sensata, como si estuviera hecho exclusivamente para cada una de ellas) en todos los formatos y medidas de pantalla.

Si un e-commerce no tiene una experiencia amigable en todas las plataformas, tendremos muchas posibilidades de perder ventas.

Sobretodo, es muy importante que la web esté optimizada para dispositivos móviles, ya que además de crear una experiencia de usuario perfecta, también nos ayudará a estar mejor ubicados en el ranking de Google.

 

2. Diseño limpio y enfocado

Hace unos años, se puso de moda utilizar “decoración extra” en los diseños web con biselados, brillos, colores estridentes y texturas varias, pero se ha demostrado que esto no beneficiaba a la experiencia de usuario, si no que la entorpecía.

Un diseño limpio y minimalista transmite seriedad y compromiso con el usuario, y ayuda a dar valor e importancia a nuestro producto, que es lo que nos interesa.

Un diseño enfocado ayuda a mostrar y a encontrar los productos que nuestro cliente está buscando: imágenes grandes y detalladas ayudan a tener una buena experiencia de usuario y a que éste tome la decisión de comprar en ese mismo instante.

Y esto es importante tanto para la compra desde tu propio e-commerce o a través de webs o blogs externos. Es por eso que recomendamos facilitar la compra en el momento en que el usuario está viendo un artículo, ya nos ayudará a incrementar nuestras ventas, pero el problema es que muchas veces este usuario no está en nuestra propia web. ¿Cómo solucionar esta situación? Pues podemos implementar la opción de compra con la tecnología de Wysee en el blog, web o red social donde se esté hablando de nuestro producto y la venta se realizará automáticamente en un solo click. Como ya sabemos, como menos pasos haya desde el interés de un usuario por un producto hasta el pago, más posibilidades tendremos de que la venta sea efectiva. Es importante tener en cuenta que tú como marca, o como responsable de la venta no pierdes nunca el control del usuario ni de las ventas, ya que el contacto con el cliente lo tienes tú, como si fuera una venta realizada desde tu propio sitio web.

Si quieres más información sobre como funciona Wysee, pide información aquí.

 

3. Navegación organizada y fácil de usar

Para que una experiencia de usuario sea excelente, es imprescindible trabajar correctamente y con detalle la navegación en la web para que funcione a la perfección, ya que la navegación en la web guía a los usuarios en la dirección correcta y les ayuda a llegar al lugar donde a nosotros nos interesa (en el caso de un e-commerce a la compra y pago de un producto).

Puede parecer una obviedad, pero hay muchas webs de comercio electrónico con una navegación tan complicada que no consiguen alcanzar sus objetivos de venta por no haber trabajado en una navegación organizada aunque ofrezcan un buen producto, a buen precio y diferente a su competencia.

Una navegación organizada debe tener en cuenta:

  • Que los usuarios puedan comprar desde diferentes lugares dentro de la misma web, fuera de las categorías generales.
  • Una web debe tener una barra de búsqueda: los usuarios deben poder encontrar lo que buscan fácilmente, porque si no lo encuentran, no lo comprarán J.
  • La barra de búsqueda debe estar a su vez en un lugar fácil de encontrar en la web, y sus funcionalidades tienen que ser muy flexibles, como por ejemplo, debe ofrecer sugerencias de autocompletar, dar la opción de búsqueda por nombre del producto o por número de modelo, debe admitir símbolos y abreviaturas, así como palabras con acentos o sin ellos.

 

4. Fotografías y vídeos de producto excelentes

Otro tip imprescindible para una buena experiencia de usuario es que el usuario vea el producto en la pantalla igual o lo más parecido a la realidad, casi como si pudiera llegar a tocarlo.

Es por eso que la mejor descripción de un producto es a través de una buena fotografía y mostrar el producto desde varios ángulos, así como dar la opción de hacer zoom para observar pequeños detalles.

También es interesante, si es posible, incluir un vídeo, ya que la manipulación del producto ayuda al usuario a comprender mejor como funciona, en qué contexto y su calidad.

Como más información (y más visual y enfocada, no mostrar información inútil) le demos al usuario, más opciones de venta tendremos. Como bien dice el refrán, una imagen vale más que mil palabras. Una buena foto o vídeo da valor al producto y puede ser el ancla para conseguir la conversión. Una mala foto, nos resta credibilidad.

 

5. Llamada a la acción

Para conseguir una buena experiencia de compra, no debemos olvidar lo que es obvio: que el botón “Añadir al carrito” sea muy visible. Éste debe ser de un buen tamaño, legible y en un color que destaque del resto de la página.  Asegúrate de utilizar la llamada a la acción “Agregar al carrito” o “Comprar ahora”. No intentes ser creativo en este caso. ¡Dile al cliente exactamente lo que debe hacer!

 

6. Seguridad y confianza en la transacción

Además de ayudar al usuario a comprar, debes transmitirle seguridad y confianza en la transacción. Una buena experiencia de usuario debe ir acompañada de la utilización de credenciales de confianza reconocidos y los hagas bien visibles (por ejemplo: Confianza online). Agrega sus logotipos a las páginas de detalle de producto, al carrito de la compra y a la página de pago. Por otro lado, es importante también que tu página web funcione con un certificado SSL para que la navegación y la compra sean aún más seguras. Además, Google promociona en su ranking a los sitios HTTPS. Por último, es interesante permitir a los clientes leer y agregar opiniones y comentarios. Piensa que 7 de cada 10 compradores revisan las opiniones antes de realizar una compra.